Tlatlauquitepec, Puebla México

Si no te gusta en 20 minutos cambia

Tantos temas de qué hablar y ninguno nace del corazón, busco la inspiración, me detengo unos instantes  y me pregunto, ¿voy a escribir de?

Observó a través de la ventana y reflexiono, él siempre esta imponente, majestuoso erguido por millones de años nadie lo ha derribado, me regala todas las mañana un poquito de su magia y de su encanto.

El Guardián 

Primeramente provoca que me quede muda y no tengo palabras para describirlo.

Inmediatamente esa paz que embarga el cuerpo y la mente por unos instantes, que te invita a meditar y a relajarte.

Si no te gusta en 20 min cambia
Comete un rico Tlayoyo y observa el Cerro Cabezón

Efectivamente hablo del Cerro Cabezón y de los elementos que lo rodean, que lo hacen lucir con un traje perfecto. 

Esa hermosa vista panorámica que cambia constantemente y admiro desde la ventana.

Elementos que lo embellecen

La vegetación, el cielo, las aves, el sol, la luna y la entrometida neblina siempre han estado ahí peleando, por que traje va a lucir, el día de hoy?

Ya que cada elemento muestra su embrujante encanto. 

Con los primeros rayos del sol, la piedra caliza se torna en color bermejo o rojo que solo pueden disfrutar los que se levantan temprano.

¿Cómo volver viajar de forma segura?
Cerro Cabezón Icono de Tlatlauquitepec Puebla

Si la mañana está fría y con un cielo aborregado el color original crema es el que está presente y el verde le da la frescura resaltando su belleza.

También habitualmente la neblina entrometida cruza o incluso tapa el cerro, pero no importa, como dice don Jorge, si no te gusta en 20 minutos cambia.

Regalate unos instantes de felicidad y observa cómo las aves vuelan decorando el cerro y te obsequian su melodías a través de sus cantos, los gorriones,  jilgueros, primaveras o el lindo cantar del mulato.

 No olvides a los escandaloso chillones, todos ellos te alegrarán cada mañana, un instante de amor. 

La vegetación también juega un gran papel, sus colores cambian paulatinamente y en cada estación del años sufre una linda transformación, solo tu decides que color te gusta más, el que te regala la primavera, el verano, el otoño o el frío invierno.

Hospedaje y Experiencia en Tlatlauquitepec Puebla
Hotel San Jorge Tlatlauquitepec Puebla

El cielo blanco, azul, gris con nubes o despejado es un marco que disfrutaras y no necesitaras pagar, puede verlo desde la casa de cada habitantes, desde una cafetería o si prefieres del parque , de cualquier ángulo tienes una perspectiva perfecta.

La noche ya llega y el sol se está ocultando, es momento de mostrar sus mejores galas y la luna susurra es mi turno de hacerlo lucir, lo adornaré con luces, con miles de estrellas que brillaran y resaltan sus grandiosas curvas inigualables. 

 Años tras años

Sus habitantes están orgullosos de su representante el Cerro Cabezón, miles y miles de años han transcurrido desde su aparición y lo único que ha hecho el tiempo es transformar su belleza.

Los 365 días del año y las 24 hrs, esta posando para las miles de fotografías que le toman, lo único que cambia es el traje en forma constante nunca la esencia, el solo te regala su magia.

Te Invito 

Parece que es hora de levantarse aunque la cama te invite a seguir acostado mirando el paisaje. 

Finalmente te invito a que visites el pueblo mágico de Tlatlauquitepec y que  te dejes seducir por la vista panorámica desde uno de nuestros balcones. 

¿Y tu que opinas del Cerro Cabezón que sientes cuando lo vez?